• Con toda la magia de medio oriente se vivió nuestra función 2017


    A las 8 de la noche en punto del jueves 21 de diciembre pasado, se abrió el telón rojo que cubría el escenario del Teatro CorpArtes para revelar una escenografía arábica, de columnas fuertes, y con los detalles de un bosque a lo lejos. Este fue el marco que dio forma a toda nuestra función de “La Bayadera”, la Gala de nuestras alumnas 2017. Ellas, vestidas de colores contrastados y vibrantes, y también de blanco, cuando representaron a los espíritus de las bayaderas, pudieron mostrar al público asistente todo su talento y los conocimientos adquiridos el año pasado.

    Fue una función prolija y profesional, desde el punto de vista del rendimiento de las alumnas, la escenografía, la iluminación y la respuesta del público. Desde las más pequeñas a las más grandes estaban todas muy concentradas y preocupadas de que les saliera bien, y eso fue precioso y emocionante”, nos contó Bonnie Corvalán, directora del Estudio. Desde temprano, las alumnas se paseaban por los camarines y los pasillos del teatro calentando, maquillándose, ajustándose los trajes y el tocado, y más que nada viviendo la experiencia de vivir la función con sus compañeras. A la hora de salir a escena, todas estaban listas, y mantuvieron una actitud disciplinada durante todo el proceso, siendo capaces de observar ellas mismas la función a través de múltiples pantallas ofrecidas por las instalaciones del teatro.

    El primer acto fue de puro color. Las alumnas intermedias bailaron de rojo, las más pequeñas del Estudio de morado y acompañadas por un pañuelo, y el resto de los cursos también mostraron colores arábicos. Se presentaron pas de deux y pas de troix, y también se mostró la variación de Gamzatti con una alumna solista. Esta sección también incluyó a las alumnas de San Fernando, quienes vestidas de hadas, interpretaron bailes acordes a sus trajes.

    El segundo acto también partió colorido y se fue difuminando al blanco, donde los cursos de adultas con conocimiento y avanzado fueron las encargadas de ir cerrando la función. Terminaron todas en escena para una coda muy aplaudida por el público.

    Al salir, todas las bailarinas se encontraron con sus seres queridos esperándolas con flores y palabras de admiración. “Es emocionante ver los logros de las alumnas y también que los apoderados siempre se sorprendan con los avances. Además, es maravilloso saber que seguimos contando con esta familia que va creciendo y cambiando: que nos vinieran a ayudar alumnas antiguas y que quienes no pudieron bailar, asistieran de público. Eso muestra una familia y es precioso”, dijo Bonnie.  

    Les recordamos que el Estudio permanece abierto por el Intensivo de Verano 2018. Las fotos ya están disponibles y el DVD lo estará dentro de los próximos días. ¡Estén atentas!