• DMyP. Capítulo III: Pies protegidos + Review: PerfectFit Pointe

     

    ¡Hola! Bienvenidas nuevamente a de Moños y Puntas.

    Precaución: Este post va a ser distinto porque va con una recomendación/oferta muy teledirigida, pero fue a pedido de mis bellas compañeras.

    Con eso dicho, puedo empezar a hablar del tema que nos convoca: los benditos protectores. Como ya he dicho antes, en el ballet hay tantas opciones como personas que bailan y los protectores no son la excepción. He visto personas que bailan sin y he visto otras que bailan con 2 calcetines, protectores y ojalá un yeso adentro de la punta. Pero, dentro de esa variedad, siempre están los clásicos:

    • el ouch pouch: es el típico que viene en colores y en beige, de gel forrado con genero.
    • el de silicona: estos están hechos de… silicona.
    • el de lana de oveja: este lo he visto poco, pero es como lana pegada a un genero blanco.

    Además de los protectores en sí, están los dedales de silicona, que se usan principalmente para el dedo gordo, pero hay de todos los portes, así que asumo que existen para todos los dedos. También están los separadores de silicona, que van entre el dedo gordo y el segundo dedo del pie y evitan que se monten. Y finalmente, el tape (scotch blandito color piel) que es vital para los puntos específicos de roce.

    Ahora, evidentemente, todos estos elementos se juntan y usan de distintas maneras. Mi combinación es la misma desde que empecé: Ouch Pouch de los grandes, dedal de silicona para el dedo gordo y, cuando estaba al borde de fallecer, tape en el dedo chico. Y así, si le vas preguntando una por una, todas tienen sus propias combinaciones y trucos para que el bailar en puntas duela menos.

    …DUELA MENOS. Esa es la cosa, ¿no? Uno no aspira al no tener ningún tipo de dolor durante toda la clase, uno aspira a durar toda una clase en puntas sin querer morir. Es cierto que con el tiempo duele cada vez menos porque se aprende a subir el peso, pero además, mi teoría personal (y sin ningún respaldo) es que uno se va acostumbrando al dolor, hasta que se es capaz de ignorarlo totalmente. Yo todavía no lo logro el “totalmente”, pero asumo que existe porque las bailarinas profesionales viven en puntas y no se cortan los pies en el intento.

    Con ese pensamiento en mente, procederé a recomendar mucho mi último descubrimiento en protectores: PerfectFit Pointe. Es una idea muy simple, pero que en verdad funciona y es impresionante la diferencia. Se basa en que las puntas, si bien se pueden ajustar lo más posible a cada pie con distintos modelos, son de producción “masiva” y, por eso, todas las bailarinas tienen distintos problemas a la hora de proteger sus dedos y pies.

    Así, crearon una solución que hace que la punta calce, literalmente, como un guante. Con una masa que uno moldea en su propio pie, con sus propias puntas, se rellenan todos los espacios en el que el pie queda flotando. Y con todos, quiero decir todos. Arriba, abajo, entremedio… todo queda relleno con la masa mágica que tiene la textura de una silicona mate.

    No les voy a explicar el proceso específico de cómo se hacen porque vienen con instrucciones claras, pero es súper fácil y se demora menos de media hora. Y, si ya tienes TU punta, puede ser un protector que te va a durar por mucho, mucho tiempo. Y si todavía vas por el mundo en la búsqueda de la punta que haga feliz a tu pie, tendrás que moldear un nuevo par para cada punta, porque, insisto, calza milimétricamente perfecto. Pero vale mucho la pena.

    Evidentemente todo lo que estoy diciendo esta basado únicamente en mi experiencia personal con los protectores, pero puedo sinceramente decir que ahora encuentro cómodas mis puntas y mi dolor en clases se ha reducido infinitamente mucho… A mi siempre me duelen al principio de la clase mientras mis pies entran en calor, pero una vez superada esa etapa, puedo decir que mi dolor bajo de un 5 a un 0,2. Si bien las primeras clases me costó acostumbrarme a no poder mover los dedos, una vez que lo hice, no dejé más de transmitir sobre mis benditos protectores. Y fue en eso que salió la idea de escribir de esto en el blog para que en el mundo hayan más pies contentos.

    Antes de darle los detalles terrenales del producto, sólo agregaré que estos protectores funcionan como protector (duh), dedal, tape y todos los demás elementos que estamos acostumbradas a poner en nuestros pies. Lo único que hay que agregarle es, si se usa, el separador de dedos. Pero eso viene considerado como una posibilidad y queda integrado al protector si es que se necesita. Básicamente, es ideal para cualquier tipo de pie, porque esta hecho para ese pie (debería dedicarme a la publicidad).

    Con eso dicho, les doy los detalles terrenales: valen US$36.00, lo cual es (hoy, 6 de Julio) equivalente a un poco menos de $24.000. Se encargan directamente de la página http://perfectfitpointe.com/ y si ponen el código “PFCinderellasummer” les dan un 10% de descuento durante Julio. Y finalmente, el envío: si bien no sale Chile como una opción específica de envío, esta la opción de preguntar cuanto saldría, lo cual quiere decir que sí los pueden enviar para acá. Además, les tengo una oportunidad única para las lectoras que estudian con la Bonnie, si los quieren, se pueden poner en contacto conmigo antes del 15 de Julio para encargármelos porque me voy para esos lares de vacaciones <3 Me mandan un inbox y ahí nos ponemos de acuerdo ;)

    Eso es todo por hoy. ¡Nos vemos bailando!

     

     

  • 1 comment

    Que buen articulo! Me encantó! De hecho, salen muy a cuenta. Yo no he podido usar mis puntas porque estoy un poco pobre y no tengo protectores, y como yo usaba doble protector, silicona para el dedo gordo y tape, al final me salia todo super salado. Esto suena una muy buena opcion!

    Reply